Smoothies saludables para cuando no tienes ganas de cocinar

Comparte las buenas noticias

Recientemente te he estado platicando mucho de la importancia de no saltarse comidas, pero a veces no tienes ganas (o tiempo) de cocinar. En ese caso los smoothies saludables te pueden salvar el día.

Desde que mi bebé está en casa ya hasta perdí la cuenta de las veces que he deseado tener días de 36 horas. El tiempo se hace escaso, el cansancio es bastante y las ganas de cocinar escasean. Para qué te cuento lo tentador que resulta saber cuán fácil es ordenar comida a domicilio o simplemente irme a dormir sin cenar.

Fue precisamente una mañana caótica que se me ocurrió mezclar en la licuadora cosas que ya tenía en la refri. No me tomó ni 5 minutos, lo bebí camino a la oficina y llegue a tiempo y sin hambre.

A partir de eso, me prohibí a mi misma saltarme comidas, el tiempo o cansancio no iban a ser excusas. En casa siempre tengo más de algo que puede servir para hacer smoothies saludables.

 

La clave de los smoothies saludables

Si vas a preparar smoothies saludables como reemplazo de comidas tienes que saber varias cosas antes:

  • No puedes hacerlo todo el tiempo: reemplazar una que otra comida está bien, pero no más de una en el mismo día. Tu cuerpo también necesita de los alimentos sólidos.
  • Tienen que contener una carga de nutrimentos balanceados: al igual que el resto de tus comidas, no dejes de incluir los tres grupos de macronutrientes (carbohidratos complejos, proteínas y “grasas buenas”).
  • Ingredientes naturales: mantente alejado de los alimentos procesados, que contienen conservadores, químicos o elementos poco deseables para la salud, como azúcar añadida. Siempre escoge aquellos que sean 100% naturales.

 

Smoothies saludables paso a paso

Para asegurarme que el smoothie con el que voy a reemplazar una comida le brinde a mi cuerpo todo lo que necesita, sigo estos 4 pasos básicos:

 

1. Escoger una base:

Es el vehículo en el que van a viajar los demás sabores, texturas y nutrimentos. En cantidad, la base será cerca de la mitad de tu smoothie.

Mis bases favoritas son la leche de almendras, el agua de coco y los jugos de frutas y  vegetales. Escoge siempre los que sean 100% naturales, como todos los que te ofrece Frutos de Vida.  

Dependiendo de tus gustos también puedes incluir en esta lista la leche de coco, leche de soya, leche de arroz y el té verde helado.

Uno de mis trucos favoritos es congelar la base en moldes para hielo, esto no sólo de da mucha frescura al smoothie, sino que te ayuda a conseguir consistencia. 

Esta será la descripción de la primera imagen del Articulo en el primer bloque
Esta será la descripción de la segunda imagen del Articulo en el primer bloque
Descripción de la imagen del video

2. Agregar proteínas y grasas saludables:

Aquí puedes aprovechar los ingredientes para agregar textura cremosa. Mis favoritas son el aguacate, la mantequilla de cacahuate, el yogurt estilo griego y las semillas de chía. Pero hay muchas otras opciones, como las almendras y nueces (enteras o en mantequilla), aceite de coco (pero en menor medida), semillas de linaza y avena en hojuelas, por ejemplo.

 

3. El detalle poderoso:

Se trata de un ingrediente que en poca medida puede darle mucho sabor y/o energía a tu smoothie. A mí me gusta mucho el cacao en polvo (ojo, que no es chocolate ni cocoa), la pimienta cayena y el jugo de limón.

La lista es increíblemente larga, todo con muchos beneficios para tu salud, como la vainilla, jengibre, canela, moringa, miel, etc.

 

4. Frutas y/o vegetales frescos:

Este es un extra, que te permite jugar con sabores y darle más frescura a tu smoothie. Una recomendación es lavar y porcionar las frutas y vegetales en cuanto las compras, porque ahorra tiempo cuando estás de prisa y te motiva que todo esté listo.

Las fresas, zarzamoras y arándanos para tus smoothies puedes guardarlas en el congelador. Lo mismo ocurre con el mango en trocitos. Son excelentes complementos los vegetales de hojas verdes, como las espinaca, perejil y kale.

 

Estos son unos ejemplos de smoothies saludables que recomiendo:

Smoothie tropical

 

Smoothie verde

 

Smoothie dulce

  • Base: jugo de manzana
  • Proteína/grasa: mantequilla de almendra
  • Detalle: cacao en polvo
  • Frutas/vegetales: plátano maduro

 

Smoothie energético

  • Base: jugo de betabel y zanahoria (te recomiendo el vampirito de FDV)
  • Proteína/grasa: semillas de chía y moringa en polvo
  • Detalle: una pizca de pimienta cayena
  • Frutas/vegetales: cilantro y perejil

En este último la consistencia es bastante más líquida, no parece tanto un smoothie, pero creo que igual cuenta ;)

 

Ahora es tu turno de compartir tus combinaciones favoritas.

Esta será la descripción de la imagen del Articulo en el segundo bloque

Ivette González: comunicadora social, cocinera profesional, en búsqueda constante de un estilo de vida natural y saludable.