Recetas fáciles y frías usando jugo de arándanos

Comparte las buenas noticias

Mi amiga debía tomar jugo de arándano diariamente, para no aburrirse le recomendamos estas recetas fáciles.

 

Tengo una amiga que se llama Gaby, vive sola desde que se graduó de la escuela. Su familia vive en un pueblo bastante lejano y ella se mudó a la ciudad para ir a la universidad. Como se independizó tan joven nunca aprendió a cocinar y sus hábitos alimenticios no son los mejores.

Hace un tiempo tuvo una infección urinaria bastante severa. Como al principio no tuvo síntomas, se la diagnosticaron cuando estaba ya avanzada, al punto que amenazaba con afectar sus riñones.  Los médicos la pusieron a dieta estricta: sin grasas, chile, café o cualquier otro irritante. También debía beber mucha agua pura y bebidas diuréticas.

Una de las principales recomendaciones era beber mucho jugo de arándano cada día. Pero a ella no le gusta. Eso sí, sabía lo beneficiosos que es el jugo de arándano, entonces recurrió a varias amigas para que le diéramos ideas.

Yo había aprendido que uno de los factores que ayuda a disminuir la intensidad de un sabor es el frío. Si tu dejas que una paleta de hielo se derrita y tomas el líquido, notarás que es mucho más dulce y su sabor es más fuerte que cuando estaba congelada.

El frío adormece tus papilas gustativas, haciendo que los sabores que no te gustan sean más fáciles de aceptar.  Así, se me ocurrió darle algunas recetas para que pudiera tomar el jugo de arándano en versiones frías.

Mousse de arándano

A mi amiga no le gusta el jugo de arándano, entre otras cosas, porque lo encuentra ácido, pero es posible equilibrarlo con un poco de dulzor. Este mousse además puede ser un excelente relleno para un pie. 

 

Ingredientes:

  • 1 ½ tazas de jugo de arándano
  • ¾ de taza de azúcar
  • 3 cucharadas de fécula de maíz
  • ½ taza de puré de arándanos (puedes comprarlo enlatado o prepararlo tú mismo con arándanos naturales)
  • 1 taza de crema para batir

 

Preparación:

  • En una olla calienta el jugo, azúcar y fécula de maíz. Lleva la mezcla a ebullición a fuego medio bajo, removiendo frecuentemente.
  • Agrega el puré y coloca todo en un tazón. Cubre con plástico de cocina directamente sobre la mezcla, a modo que no entre en contacto con el aire y refrigera por 2 horas o hasta que esté muy frío.
  • Enfría un tazón y bate allí la crema hasta que forme picos suaves.
  • Remueve la mezcla de arándano con unas varillas hasta que quede muy suave. Poco a poco incorpora la crema en forma envolvente hasta integrar bien, cuidando de no romper demasiado las burbujas de aire de la crema.
  • Reparte en copas  de vidrio y refrigera por media hora.

Esta será la descripción de la imagen del Articulo en el segundo bloque
Esta será la descripción de la imagen del Articulo en el tercer bloque

Paletas de hielo con jugo de arándano blueberry

Un clásico muy fácil de preparar, ideal para las fechas de calor que se aproximan.

 

Ingredientes

  • 1 taza de jugo de arándano blueberry, busca uno natural y sin azúcar añadido como nuestro Súper Antioxidante
  • 1 taza de frutos del bosque lavados y enjuagados
  • 1 taza de yogurt estilo griego libre de grasa Moldes para paletas de hielo y palitos

 

Preparación:

  • Licúa todos los ingredientes a alta velocidad, hasta que esté suave e integrado.
  • Reparte la mezcla en los moldes para paletas de hielo, coloca los palitos y deja congelar hasta que esté completamente firme, al menos dos horas.
  • Para que te sea fácil sacar las paletas del molde, puedes bañarlos por fuera con un poco de agua tibia, no demasiada para no derretir la paleta.

Vinagreta de arándano para ensaladas

Para alguien que no cocina mucho, una ensalada puede ser una opción fácil. En el supermercado venden algunas bolsas ya preparadas, listas para comer, solo debes agregar un aliño. En lugar de comprar uno, preparar éste queda mejor.

 

Ingredientes:

  • 1/3 de taza de jugo de arándano
  • 1/3 taza de aceite de oliva extra virgen (puedes agregar un poquito más, según tu gusto)
  • 2 cucharadas de vinagre balsámico
  • 1 cucharada de mostaza Dijon
  • ½ cucharadita de sal
  • Pimienta al gusto

 

Preparación: 

  • En un recipiente mezcla todos los ingredientes menos el aceite de oliva. Mientras remueves con unas varillas agrega el aceite en forma de hilo hasta integrar todo.
  • Agrega a tu ensalada de hojas frescas. También puedes incluir arándanos deshidratados y unas nueces para un toque dulce, elegante y delicioso.
  • Mi amiga no se hizo fan del jugo de arándano, pero encontró formas novedosas de beberlo y descubrió que hasta podría disfrutarlo en algunas presentaciones.
  • Si te animas a probar las recetas cuéntame cómo te fue, si les diste algún giro personal y cuál fue la que más te gustó.

 

-Ivette González

Descripción de imagen