Receta: paletas heladas cremosas con jugo de naranja

Comparte las buenas noticias

Lánzate a la cocina junto a los pequeños de la casa, esta divertida receta les gustará mucho y es fácil de hacer.

 

Amo a mis sobrinos, ser tía es de las mejores cosas que me pasaron en la vida. Vengo de una familia grande, así que tengo sobrinos por montones. De todos, a las que veo más seguido es a las tres más pequeñas, de 7, 5 y 4 años.

Por las tardes, después de estudiar, es mi mamá quién las cuida mientras mis hermanos salen del trabajo.

Mi mamá está constantemente metida en la cocina, por hobby y por trabajo.  Así que las tres pequeñas ya están muy experimentadas en el arte de cortar y decorar galletas, barnizar con huevo el pan antes de hornearlo y esparcir semillas de sésamo por encima, entre otras importantes tareas.

Cuando en la escuela que estudian llegó el día de ir disfrazadas de la profesión que quieren tener de mayores, Saraí, la que tiene 5 años, escogió ir como chef de panadería y repostería, porque de grande ella quiere ser como su abuelita. De más está decir que mi mamá, super orgullosa, cuenta esta historia cada vez que puede.

Así que cuando es momento de pasar tiempo de calidad con ellas, una apuesta segura para que se la pasen bien es hacer recetas juntas.

No tiene que ser nada elaborado, a los niños lo que más les gusta es sentirse capaces de hacer algo con sus propias manos. No importa si la forma o el color les resultan raras, si lo hicieron ellos mismos se lo comerán y disfrutarán mucho.

 

Las paletas heladas

Estamos dejando el frío del invierno atrás y una paleta helada siempre ha sido de mis postres favoritos. Lo que más me gusta de hacer paletas heladas con niños, es que puedes llenarlas de sabor usando ingredientes sanos, mientras limitas el azúcar.

Es mejor hacerlas en casa que comprarlas hechas, porque la mayoría de las que se venden comercialmente tienen sabores artificiales y azúcares añadidas, algo para nada recomendado en los niños.

Además te brindan la oportunidad de hacer actividades divertidas con los chicos, estrechar vínculos y mantenerlos ocupados.

Los únicos artefactos que necesitas son una licuadora y moldes para hacer las paletas heladas. Estos moldes son fáciles de conseguir y hay algunos a precios muy accesibles. A mí me encantan los que además del palito para sostener la paleta, tienen una pequeña base para evitar derrames mientras la comes.

 

Esta será la descripción de la primera imagen del Articulo en el primer bloque
Esta será la descripción de la segunda imagen del Articulo en el primer bloque
Descripción de imagen

Ingredientes

  • 1½  tazas de jugo de naranja, que sea 100% natural y sin azúcar añadida
  • 1 taza de yogurt griego natural
  • 1 plátano maduro para endulzar (también puedes usar un chorrito de miel de abeja)
  • 4 cucharadas de leche, puede ser de vaca, de almendra o de soya, la que prefieras

Me gusta mucho el jugo de naranja, porque además de ser sabroso, es muy nutritivo. Te invitamos a leer: 3 jugos nutritivos para niños.

 

Preparación

Con ayuda de los chicos mide los ingredientes y coloca todo en la licuadora. Mientras tú sostienes la tapa, pide a tus pequeños ayudantes que presionen el botón para licuar. Les encanta accionar los aparatos, por supuesto contigo supervisando siempre.

Rellenen los moldes y dejen que se congelen durante un par de horas. Mientras esperan vean juntos la película más reciente, que probablemente ellos ya vieron 50 veces y se saben los diálogos de memoria.

Antes de desmoldar asegúrate que las paletas estén completamente congeladas. ¡Disfruta de un postre sano y en buena compañía!

 

-Ivette González

 

Esta será la descripción de la imagen del Articulo en el segundo bloque