¿Quieres llevar un estilo de vida saludable pero no sabes ni por dónde empezar?

Comparte las buenas noticias

Todos sabemos que incluir frutas y verduras en nuestra dieta diaria es una de las reglas de oro para estar sanos, bueno, todos lo sabemos pero no todos lo llevamos a la práctica. Es más, para muchos, la comida saludable parecen ser exclusiva para unos cuántos, tal vez si estás a dieta o enfermo. Se sorprenderían de los hábitos alimenticios de una que otra persona que conozco que desayuna papitas varios días a la semana sin ningún tipo de remordimiento. 

 

La realidad es que la alimentación es fundamental cuando se trata de cuidar nuestra salud, pero hay más trabajo qué hacer y para nada se trata de vivir a dieta eternamente.

 

¿Cómo le hacemos entonces si realmente queremos mejorar nuestros hábitos alimenticios y en general tener un estilo de vida saludable? La verdad es que no hay fórmulas secretas ni nada de eso, además, cada uno tenemos nuestras necesidades propias y muy específicas, sin embargo, quiero compartirte lo que a mí me ha servido en ese camino de llevar un estilo de vida más sano y equilibrado, con la esperanza de que alguno de estos tips te motiven y en el mejor de los casos, te ayuden a empezar.

 

1. Avanza por partes y poco a poco: Cambiar nuestros hábitos viejos por unos más saludables va a tomar tiempo, pero no te desesperes. Mejor empieza por algo. Cuando me propuse empezar lo primero que hice fue enfocarme en la alimentación. El reto era incluir opciones saludables de comida a mi dieta diaria, busqué recetas y me propuse cocinar para llevarme al trabajo. A partir de esto, tampoco salgo de mi casa sin desayunar. Aquí hay 5 desayunos completos y balanceados que te van a resolver las mañanas ¿Me funcionó? Sí, la vida de oficina no tiene por qué ser un pretexto para no ser más saludable. Yo noté que mis habilidades en la cocina han mejorado, ahorro porque ya no salgo a comer todos los días y sobre todo me siento mucho mejor física y anímicamente. 

Comida saludable
ejercicio

No saben la EXTRA motivación que se siente cuando te das cuenta que por fin estás haciendo algo bueno por ti. Les aseguro que si ustedes ya empezaron en esto saben a qué me refiero. 😏

 

También te puede interesar:  3 razones para tomar jugos verde todas las mañanas

2. Actívate: Ya que sentí que había avanzado en mejorar mi alimentación, me enfoqué en el siguiente paso. ¡Moverme! Qué tal caminar más, bailar más, correr, patinar, andar en bici. Para mí siempre ha sido normal, pero cuando empecé en esto de desbloquear un nivel más en mi estilo de vida saludable sabía que ya hacía falta aumentar la actividad física, así que empecé a hacer rutinas de entrenamientos en mi casa, viendo videos o usando aplicaciones, esta es mi favorita últimamente. Eso sí, a veces necesito un empujón extra y me sirve tener horarios y lugares específicos para ejercitarme, por eso también alterno con clases de pilates o baile 2 o 3 veces a la semana. Aquí un pequeño tip: siéntete libre de probar todas las actividades que te llamen la atención, se trata de que encuentres la que a ti te funcione y sobre todo ¡que la disfrutes muchísimo!. Esto me lleva al siguiente punto.

3.¡Gózalo! Disfrutar lo que sea que hayas decidido hacer para mejorar tu estilo de vida es fundamental. Disfrutando es como nos mantenemos motivados y con ganas de seguir avanzando en el proceso. Que no sea un castigo, que sea un reto y una meta a la cual llegar.

 4. Apunta y lleva un planeador: Esto me funciona cuándo me siento un poco perdida en el proceso. Cambiar hábitos es una tarea de todos los días y por supuesto que hay días que no tenemos ganas de hacer nada por mejorar, queremos comer chucherías y no mover ni un dedo. El tema es que si planeamos con anticipación lo que haremos al día siguiente, incluyendo qué vamos a comer, qué rutina de ejercicios vamos a hacer, etc. es más fácil seguir en el proceso.

estilo de vida saludable

Yo por ejemplo, llevé varios meses un diario donde anotaba todo lo que comía a lo largo del día y también cómo me sentí ese día, si estuve cansada o tuve más energía. Incluso puedes anotar si fuiste a algún lado, si viste a tus amigos o familia, si te pusiste una mascarilla, si caminaste, etc. Todo lo que pueda indicarte si realmente estás haciendo de la vida saludable un hábito en todos los aspectos.

Créanme, cuando hojeas tu diario y ves anotado TODO lo que comiste en un día, te da mucha perspectiva para saber qué alimentos realmente no necesitas porque no te están nutriendo realmente. (Adiós desayunar papitas). Es una recompensa muy padre y una forma de ver avances concretos. 

Espero que estos consejos les ayuden si están pensando en cambiar su estilo de vida actual por uno más saludable. Por supuesto que hay más pasos y formas de hacerlo.

un estilo de vida sano necesitará de ajustes en muchos aspectos de tu vida, pero por aquí se puede empezar.

 

Si ustedes tienen más tips, cuéntenmelos y compartan sus sabiduría con todos los que no saben cómo empezar. 🙏🏻

 

 

 

-Elena 

 Soy parte del equipo de Frutos De Vida. Entusiasta de la comida y la fotografía. ¡Amo las frutas!