3 ideas fáciles para desayunar y cuidar la figura

Comparte las buenas noticias

Hace un tiempo escuché a alguien decir que para bajar de peso se saltaba el desayuno, así hacía un tiempo de comida menos en el día, consumía menos calorías y ahorraba tiempo en las mañanas.

Esto es una muy mala idea, porque lo único que se logra es privar al cuerpo de la energía que necesita para funcionar. Además, provoca ataques de hambre más difíciles de controlar durante el resto del día y hace que el metabolismo se ponga lento y sea aún más difícil perder peso.

El desayuno es una comida muy importante, porque has pasado toda la noche sin recibir alimento y para cuando despiertas tu cuerpo necesita que le brindes nutrimentos, pero también combustible.

En lugar de saltarte el desayuno, te recomiendo que pruebes estas ideas, que son rápidas y también bajas en calorías.

 

Omelet vegetariano

A mí me gusta mucho comer huevos, porque a pesar que cada huevo contiene cerca de 5 gramos de grasa, 3 de estos gramos son de grasas monoinsaturadas, las llamadas “grasas buenas”. Pero si de verdad quieres recortar las grasas puedes utilizar únicamente las claras, ya que la grasa se encuentra en la yema del huevo.

Te recomiendo que este omelet lo acompañes de un jugo de naranja 100% natural y bien frío, verás qué bien combina. 

Esta será la descripción de la primera imagen del Articulo en el primer bloque
Esta será la descripción de la imagen del Articulo en el segundo bloque

Ingredientes

  • 1 huevo
  • Hongos
  • Pimientos
  • Tomate (quítale las semillas)
  • Eneldo

En una sartén caliente agrega una ligera capa de grasa, recomiendo aceite en spray. Corta los vegetales y saltéalos, retira de la sartén. Esto puedes hacerlo la noche anterior para ahorrar tiempo en las mañanas, incluso si lo haces el fin de semana se conservan muy bien por 3 ó 4 días en refrigeración.

En otra sartén caliente con una capa ligera de grasa haz una tortilla con el huevo batido y rellena con los vegetales salteados. Decora con eneldo picado.

 

Hot Cakes de avena

Quedan geniales si los preparas por la noche y en la mañana sólo los clientas.

 

Ingredientes

  • ⅓ taza de avena en hojuelas
  • 1 plátano maduro
  • 1 huevo
  • ½ cucharadita de polvo de hornear
  • Canela y/o vainilla al gusto

Calienta una sartén antiadherente, puedes agregar una capa muy ligera de grasa o bien, si confías mucho en tu sartén, sin grasa en absoluto. Mezcla todo en la licuadora, con una batidora de mano o con un tenedor, dependiendo de cuán gruesa o livana prefieras la textura final. Agrega la mezcla en porciones a la sartén, cuando el hot cake tenga burbujas y los lados empiezan a verse opacos puedes darle vuelta, más o menos uno a dos minutos por cada lado.

Esta será la descripción de la imagen del Articulo en el tercer bloque

Puedes acompañarlos con un chorrito de miel, pero recuerda que esto va sumando calorías, así que no uses demasiada y busca una que sea 100% natural. Compotas de frutas sin azúcar y hechas en casa son excelentes opciones también.

Huevos horneados

Esta receta es excelente para deshacerte de restos de vegetales salteados, ese trocito de pollo o pavo que no te acabaste o el rico jamón bajo en calorías que compraste.

Lo que yo hago es poner los huevos en el horno tostador y programo el temporizador para que se apague automáticamente. Mientras se cocinan me baño y me arreglo, para cuando estoy lista mi desayuno está esperándome en la cocina.

 

Ingredientes:

  • Vegetales salteados, sobras de pollo o pavo, o jamón de pechuga en trocitos
  • 1 huevo
  • Sal y pimienta al gusto
  • una cucharadita de aceite de oliva

Enciende el horno a 180 ºC aproximadamente. Unta el aceite en un ramekin u cualquier otro recipiente hondo para hornear, al fondo coloca tus acompañamientos, casca un huevo encima y sazona con sal y pimienta. Coloca el ramekin sobre una bandeja y hornea. Ajusta el temporizador a 12 minutos aproximadamente.

 

Que no te gane la tentación de saltarte el desayuno, si necesitas una idea aún más rápida que éstas, siempre está la opción de los jugos verdes. Te brindan energía, fibra y muchísimos nutrimentos, además son maravillosos para tu salud cuando los tomas en ayunas. Eso sí, no te olvides de comer bien el resto del día, porque tu cuerpo también necesita alimentos sólidos.

Descripción de la imagen del video

Ivette González: comunicadora social, cocinera profesional, en búsqueda constante de un estilo de vida natural y saludable.