3 Diferentes maneras de disfrutar el Jugo Verde

Comparte las buenas noticias

Me puedo incluir en ese grupo de personas que cuando le mencionaban “comida saludable” automáticamente pensaba en cosas aburridas, sin sabor, o mejor dicho: sacrificio. Hasta que un día platicando con una compañera descubrí que mi rutina diaria estaba llena de malas decisiones que explicaban por qué no descansaba bien por las noches; por qué me sentía irritable durante el día, y claro, por qué mi cuerpo comenzaba a tomar una forma que no me gustaba. 

"...me ayudaba con unos kilos de menos, ¡qué mejor!..."

A partir de ahí me propuse tener hábitos más saludables. Más que una dieta, necesitaba comenzar a darle a mi cuerpo los nutrimentos que necesita para funcionar bien, y si me ayudaba con unos kilos de menos, ¡qué mejor!

Entre otros cambios, uno de los hábitos que adopté y que mejores resultados me dejó, fue empezar a tomar jugo verde por las mañanas. Me ayudo mucho a tener más energía y sentirme satisfecha antes de querer comer un pan o entrar en pánico por el hambre antes de la hora de la comida.

Mi único problema en esta transición ha sido variar en los alimentos. En mis conocimientos básicos de cocina no existían las frutas y verduras más que como un acompañamiento ocasional, como les decía, mis hábitos no eran muy sanos y de pronto debo admitir que sí me aburría un poco el jugo de siempre, pero si ya había dado un paso no se valía retroceder lo que ya había avanzado, entonces me puse a buscar diferentes maneras de combinar estos alimentos saludables. 

Me enfoqué en los jugos porque son una forma sencilla y rica de consumir una importante cantidad de vegetales y de asimilar la bomba de vitaminas y minerales que contienen (siempre y cuando sean 100% naturales). Así descubrí que el jugo verde no sólo es para tomarse en el desayuno, puedes combinarlo de diferentes maneras y renovar tu gusto por la comida sana y natural. 

Si quieres saber de qué otras maneras te beneficia el jugo verde checa está nota 

Aquí van 3 ideas para incluir más jugos de verduras en su día a día, cuéntenos cuál fue su favorita. 

 

1. Smoothie Verde Detox

Es lo primero que tomas en la mañana y como esta licuado es mucho mas fácil para el cuerpo digerirlo, además de toda la fibra que las frutas y las verduras aportan, los cuales ayudan a limpiar y desintoxicar el cuerpo.

Ingredientes: 1 porción

1/2 a 1 taza de jugo verde con naranja, apio y nopal ó agua de coco (lo puedes combinar)

un manojo de espinaca picada (1 taza aprox.)

1/4 pepino, picado en cuadritos

1 ramo grande de apio (1 taza)

un manojo de kale (1 taza aprox.)

1/2 manzana verde picada en cuadritos (opcional si quieres darle un sabor más dulce)

 

¡Licúa todo y a disfrutar!

Esta será la descripción de la imagen del Articulo en el tercer bloque

2. Green Smoothie Bowl 

Ideal para aprovechar todo el poder de los jugos verdes, pero dándole una consistencia más suave y espesa. Además, lo puedes complementar con frutas secas, semillas o frutas de temporada. 

 

Ingredientes: 

2-3 plátanos congelados 

1 aguacate 

1/2 taza de yogurt griego natural (en caso de que prefieras una consistencia más espesa) 

1 taza de jugo verde (prueba mezclando kale, pepino, espinaca, apio manzana verde) 

 

Para los toppings puedes usar: granola, linaza, avena, fruta fresca, o fruta seca. ¡Prueba diferentes opciones y combina!

 

Para prepararlo sólo mezcla los plátanos, el aguacate, el yogurt y la taza de jugo verde en una licuadora hasta que todo esté integrado y quede espeso y suave. Sirve la mezcla en un tazón y agrega los toppings que elijas. ¡A disfrutar!

 3. Paletas heladas de jugo verde

Posiblemente esta sea mi favorita en estos días porque la primavera está aquí y se antoja muchísimo algo refrescante. Cada vez que me preparo de estas paletitas siento que estoy comiendo algo que es rico y sano a la vez y sé que no le estoy metiendo a mi cuerpo una bomba de azúcares y de ingredientes que no sé ni que son. Definitivamente no hay pierde.

 

Ingredientes:

2 tazas de jugo verde, recuerda que si no tienes mucho tiempo de prepararlo tú, la clave está en buscar uno natural y sin azúcar añadida

1/2 Pepino en cubitos

Hojitas de menta o yerbabuena

Moldes para paletas de hielo y palitos

 

Preparación:

Vacía el jugo en los moldes, agrega un poco de cubitos de pepino y algunas hojas en cada uno, coloca los palitos y deja congelar hasta que esté completamente firme, al menos dos horas.